7 tips para evitar que tus hijos abusen de los videojuegos

 Por: Ser Padres

image for 7 <i>tips</i> para evitar que tus hijos abusen de los videojuegos

Discutir con nuestros hijos para que dejen por un rato los videojuegos o dediquen tiempo a otras actividades se ha convertido en rutina diaria en muchas casas. No solo tienen muchas dificultades para controlar el tiempo que dedican a este hobby, sino que frecuentemente deriva en berrinches y pataletas. Y, en algunas ocasiones, nuestros hijos responden de manera agresiva.

Palo Alto Medical Foundation ha recopilado una serie de datos preocupantes, como por ejemplo, que los jóvenes dedican cerca de 7 horas y media a entretenimiento audiovisual (TV, ordenador, videojuegos…); o que existe una relación entre jugar a videojuegos y el desarrollo de comportamientos violentos. Asimismo, CNN México se hizo eco de un estudio publicado por Pediatrics, que afirma que los niños que dedican más de 2 horas diarias a la PlayStation y demás tienen 67% más de posibilidades de desarrollar problemas de atención.

A continuación, te damos 7 estrategias para que puedas limitar el tiempo que tus hijos dedican a los videojuegos:

  1. Déjale jugar durante una semana y anota las horas que dedica. Al final de la semana siéntate con él, y hazle saber de manera sencilla y directa las horas que ha perdido, y que podría haber dedidaco a otra actividad.
  2. Establece un horario y reglas. Repítelas siempre antes de que empiece a jugar. Por ejemplo, pacta que pueda jugar 30 minutos cada día, siempre y cuando haya terminado los deberes.
  3. Hacer que entiendan las expectativas. Si no cumple lo establecido, dale una advertencia y explique qué le sucederá si continúa actuando así. Por ejemplo, si se niega a apagar la PlayStation, dile: “Si no está apagada en 30 segundos, perderás el privilegio de jugar mañana”.
  4. Propón alternativas. Lleva a tu hijo y sus amigos a realizar actividades al aire libre. Es una opción que le hará la competencia a pasar la tarde en casa frente al ordenador y estimulará sus habilidades socialización, que disminuyen con el uso abusivo de la consola.
  5. Dile a tu hijo que te enseñe un videojuego y juega con él. De esta manera, conocerás más sobre la actitud que tiene cuando juega: si es tranquilo, si es competitivo, si es agresivo, si se lo toma realmente en serio… Así podrás detectar a tiempo si tu pequeño tiene un problema serio, como no poder distinguir entre realidad y ficción. Por otro lado, tu hijo escuchará más lo que tengas que decir acerca de la Xbox.
  6. Quítale su videojuego más preciado. Averigüe cuál es su videojuego favorito (probablemente Minecraft) y dile que si juega más de lo acordado, se lo vas a quitar. Deberás indicar por cuánto tiempo se lo quitarás, sea por unos minutos o una hora. Esto puede funcionar bien con niños pequeños.
  7. Presta atención a la clasificación del juego y a la descripción de contenidos. No compres ni permitas que tu hijo se entretenga con un juego clasificado para niños más mayores o cuyo contenido haya sido categorizado como violento.

Finalmente, siempre elogie el buen comportamiento para animarlo a que lo repita.

JUEGOS AL AIRE LIBRE SERVIRÍA A LOS NIÑOS A COMBATIR LA OBESIDAD Y A OBTENER MAYORES LOGROS ACADÉMICOS

Por: Laura Vélez. Redactora de Guiainfantil.com

La sociedad va cambiando y de nosotros depende aprovechar aquellas cosas que nos benefician y frenar las posibles consecuencias de los cambios negativos. Es un hecho que los niños tienden a quedarse en casa en sus ratos de ocio y que cada vez más prefieren divertirse con la consola o con el ordenador antes que salir a la calle.

Los peligros de seguridad a los que pueden enfrentarse en la calle no son una excusa para mantener a los niños encerrados en casa viendo la televisión. Queremos recuperar los juegos infantiles en la calle porque aportan muchos beneficios tanto a los pequeños como a los mayores.

Ventajas de que los niños jueguen al aire libre

Los niños y los bebés deberían estar en contacto con la calle y también con la naturaleza para que aprendan a interactuar con el entorno que les rodea desde bien pequeños. En esta aventura de jugar al aire libre no tienen por qué estar solos, sino que es mucho mejor compartir los juegos en familia. Porque los beneficios de jugar al aire libre son muchos.

– Ejercicio. Jugar al aire libre previene la obesidad infantil, una enfermedad cada vez más frecuente en esta sociedad sedentaria que estamos creando para nuestros niños. Apagar el televisor, levantarse del sofá y salir a la calle a patinar o a jugar al balón, por ejemplo, son actividades de lo más recomendables para toda la familia.

– Creatividad. Es indudable que los juegos al aire libre potencian la energía de los niños, pero también su creatividad. El factor sorpresa es determinante en los juegos que tienen lugar en la calle porque no se puede controlar todo el entorno. Esto favorece la imaginación y el desarrollo de la creatividad en los niños, que tienen que agudizar el ingenio mucho más que en los juegos de casa.

– Autonomía. Además de ser más creativos, los niños que juegan habitualmente al aire libre son más autónomos e independientes. Esto que puede ocasionar más de una duda a los padres superprotectores, es una de la herramientas fundamentales con la que los niños sabrán cómo hacer frente a los problemas y encontrar las soluciones por sí mismos.

– Relaciones sociales. Muchas veces hemos hablado de la necesidad de favorecer las relaciones sociales entre los niños. Los niños solitarios y tímidos pueden encontrar un buen estímulo para desarrollar sus habilidades sociales en estos juegos al aire libre si se lo presentamos como una rutina habitual.

– Unión familiar. Además de los beneficios para los niños, jugar al aire libre es una de las mejores formas de unión familiar. Momentos inolvidables compartidos por toda la familia donde dedicar a nuestros hijos lo mejor que podemos dedicarles que es tiempo y atención de calidad.

EL DEPORTE Y SUS BENEFICIOS EN LA SALUD FISICA, MENTAL Y PSICOLOGICA

Fuente: Deporte Salud

El ejercicio físico mejora la función mental, la autonomía, la memoria, la rapidez, la “imagen corporal” y la sensación de bienestar, se produce una estabilidad en la personalidad caracterizada por el optimismo, la euforia y la flexibilidad mental.

Los programas de actividad física deben proporcionar relajación, resistencia, fortaleza muscular y flexibilidad. En la interacción del cuerpo con el espacio y el tiempo a través del movimiento, se construyen numerosos aprendizajes del ser humano. Esta construcción se realiza a través de una sucesión de experiencias educativas que se promueven mediante la exploración, la práctica y la interiorización, estructurando así el llamado esquema corporal

En el V Congreso de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria se ha destacado la importancia de la realización de actividades deportivas para el desarrollo físico, psíquico y social. Además, el deporte tiene una gran influencia en la prevención de muchas enfermedades como la obesidad, la hipertensión y la diabetes.

Se estima que entre un 9 a un 16 por ciento de las muertes producidas en los países desarrollados pueden ser atribuidas a un estilo de vida sedentario. En el estado de salud de una persona este es un factor fundamental que se combina con otros determinantes importantes como la dotación genética, la edad, la situación nutricional, la higiene, salubridad, estrés y tabaco.

Beneficios de del Deporte sobre la Salud Física y Mental de los Individuos:

Sobre el corazón

  • Disminuye la frecuencia cardiaca de reposo y, cuando se hace un esfuerzo, aumenta la cantidad de sangre que expulsa el corazón en cada latido.
  • De esta manera la eficiencia cardiaca es mayor “gastando” menos energía para trabajar.
  • Estimula la circulación dentro del músculo cardiaco favoreciendo la “alimentación” del corazón. Sobre el sistema circulatorio:
  • Contribuye a la reducción de la presión arterial.
  • Aumenta la circulación en todos los músculos.
  • Disminuye la formación de coágulos dentro de las arterias con lo que se previene la aparición de infartos y de trombosis cerebrales.
  • Actúa sobre el endotelio, que es la capa de células que tapiza por dentro a las arterias segregando sustancias de suma importancia para su correcto funcionamiento, mejorando su actividad y manteniéndolo sano y vigoroso. Todo esto por una acción directa ya través de hormonas que se liberan con el ejercicio.
  • Mejora el funcionamiento venoso previniendo la aparición de varices.

Sobre el metabolismo:

  • Aumenta la capacidad de aprovechamiento del oxígeno que le llega al organismo por la circulación.
  • Aumenta la actividad de las enzimas musculares, elementos que permiten un mejor metabolismo del músculo y por ende una menor necesidad de exigencia de trabajo cardíaco.
  • Aumenta el consumo de grasas durante la actividad con lo que contribuye a la pérdida de peso.
  • Colabora en la disminución del colesterol total y del colesterol LDL (“malo”) con aumento del colesterol HDL (“bueno”).
  • Mejora la tolerancia a la glucosa favoreciendo el tratamiento de la diabetes.
  • Incrementa la secreción y trabajo de diferentes hormonas que contribuyen a la mejoría de las funciones del organismo.
  • Colabora en el mantenimiento de una vida sexual plena.
  • Mejora la respuesta inmunológica ante infecciones o agresiones de distinto tipo.
  • Fortalecimiento de estructuras (huesos, cartílagos, ligamentos, tendones) y mejoramiento de la función del sistema músculo esquelético contribuyendo efectivamente en la calidad de vida y grado de independencia especialmente entre las personas de edad.
  • Disminuye síntomas gástricos y el riesgo de cáncer de colon

Sobre el tabaquismo:

Los individuos que realizan entrenamiento físico dejan el hábito de fumar con mayor facilidad y hay una relación inversa entre ejercicio físico y tabaquismo.

Sobre los aspectos psicológicos:

  • Aumenta la sensación de bienestar y disminuye el estrés mental. Se produce liberación de endorfinas, sustancias del propio organismo con estructura química similar a morfina, que favorecen el ” sentirse bien” después del ejercicio.
  • Disminuye el grado de agresividad, ira, ansiedad, angustia y depresión.
  • Disminuye la sensación de fatiga. Le da más energía y capacidad de trabajo.
  • Sobre el aparato locomotor
  • Aumenta la elasticidad muscular y articular.
  • Incrementa la fuerza y resistencia de los músculos.
  • Previene la aparición de osteoporosis.
  • Previene el deterioro muscular producido por los años.
  • Facilita los movimientos de la vida diaria.
  • Contribuye a la mayor independencia de las personas mayores.
  • Mejora el sueño.

LA ACTIVIDAD FISICA EN NIÑOS Y JOVENES

Fuente: who.int

Niveles recomendados de actividad física para la salud de 5 a 17 años

Para los niños y jóvenes de este grupo de edades, la actividad física consiste en juegos, deportes, desplazamientos, actividades recreativas, educación física o ejercicios programados, en el contexto de la familia, la escuela o las actividades comunitarias. Con el fin de mejorar las funciones cardiorrespiratorias y musculares y la salud ósea y de reducir el riesgo de ENT, se recomienda que:

  • Los niños y jóvenes de 5 a 17 años inviertan como mínimo 60 minutos diarios en actividades físicas de intensidad moderada a vigorosa.
  • La actividad física por un tiempo superior a 60 minutos diarios reportará un beneficio aún mayor para la salud.
  • La actividad física diaria debería ser, en su mayor parte, aeróbica. Convendría incorporar, como mínimo tres veces por semana, actividades vigorosas que refuercen, en particular, los músculos y huesos.

Actividad física para todos

Estas recomendaciones son válidas para todos los niños sanos de 5 a 17 años, salvo que coincidan dolencias médicas específicas que aconsejen lo contrario.

Se habla de acumulación para referirse a la meta de dedicar en total 60 minutos diarios a realizar alguna actividad, incluida la opción de dedicar a distintas actividades intervalos más cortos (por ejemplo dos sesiones de 30 minutos) y sumar esos intervalos.

Siempre que sea posible, los niños y los jóvenes con discapacidad deberán seguir también esas recomendaciones. Sin embargo, tendrán que hablar con su proveedor de salud para conocer el tipo y cantidad de actividad física adecuado para ellos teniendo en cuenta su discapacidad.

Estas recomendaciones son válidas para todos los niños y jóvenes independientemente de su sexo, raza, origen étnico o nivel de ingresos.

En el caso de los niños y jóvenes inactivos, se recomienda un aumento progresivo de la actividad para alcanzar finalmente el objetivo indicado más arriba. Es conveniente empezar con una actividad ligera y aumentar gradualmente con el tiempo la duración, la frecuencia y la intensidad. También hay que señalar que si los niños no realizan ninguna actividad física, cualquier actividad inferior a los niveles recomendados será más beneficiosa que no hacer nada en absoluto.

Efectos beneficiosos de la actividad física en los jóvenes

La realización de una actividad física adecuada ayuda a los jóvenes a:

  • desarrollar un aparato locomotor (huesos, músculos y articulaciones) sano;
  • desarrollar un sistema cardiovascular (corazón y pulmones) sano;
  • aprender a controlar el sistema neuromuscular (coordinación y control de los movimientos);
  • mantener un peso corporal saludable.

La actividad física se ha asociado también a efectos psicológicos beneficiosos en los jóvenes, gracias a un mejor control de la ansiedad y la depresión.

Asimismo, la actividad física puede contribuir al desarrollo social de los jóvenes, dándoles la oportunidad de expresarse y fomentando la autoconfianza, la interacción social y la integración. También se ha sugerido que los jóvenes activos pueden adoptar con más facilidad otros comportamientos saludables, como evitar el consumo de tabaco, alcohol y drogas, y tienen mejor rendimiento escolar.